Motor de 4 tiempos, 4 cilindros en línea

 

Las bielas y el árbol de manivela convierten el movimiento de vaivén del pistón en otro de rotación. Durante dos revoluciones sólo hay un acto de trabajo, lo que provoca vibraciones fuertes. Para reducir éstas, un motor normalmente tiene varios cilindros, con las carreras de trabajo bien repartidas.

En coches corrientes hay motores de 4 cilindros, en los de lujo 6, 8, 12 o aún más.